abril 16, 2007

Una historia inventada

Resulta que don Pepe tenia el don del habla; el s epodia parar frente a toda la pobla y hablar durante horas y no solo le escuchaban, si no que le creian todo. Su poder de convencimiento era pocas veces visto; aunque tambien puede ser que la poca educacion de sus auditores le juege a favor. Don Pepe habia termino el cuarto medio y alcanzo a estudiar en un instituto como dos años.
La Mary era una chiquilla de 16 años, muy linda ella; de hecho tenia muchos jotes haciendole los puntos, pero ella no tenia un pelo de tonta y sabia que no debia meterse con cualquiera. Ella era una de las que escuchaba atentamente a don Pepe y muchas veces, le pedia consejo.
A veces don Pepe tenia razon, pero otras no; lo malo es que nadie le cuestionaba las cosas porque no cachaban que estaba mal. Otras veces don Pepe inventaba cosas para hacer algo mas entretenido o para que le creyeran nomas.
La vez que la Mary le fue a pedir consejo y los dos terminaron en la cama, se le empezo a desarmar el mundo a don Pepe; pero no fue porq los hubiesen pillado, sino porque la Mary volvio por otro consejo al tiempo despues; esa vez no terminaron en la cama porque lo que queria saber la Mary era que hacer ahora que estaba embarazada.
Don Pepe era harto mas viejo que la Mary, sabia que su estatus en la poblacion se veria drasticamente afectado por este condorito; debia pensar en alguna solucion para evitar esto y tambien evitar que el papa de la Mary le sacara la cresta. La Mary estaba tranquila igual, o sea, don Pepe la tranquilizo y le dijo que el iba a apechugar con la guagua, que no se iba a correr.

Despues de mucho pensarlo, y ya casi desesperado, le fue a contar a la Mary la unica solucion que se le habia ocurrido pa salir invicto de este cahuin. La Mary lo escucho y le dijo que ni cagando, que nadie le iba a creer. Pero don Pepe lo habia planeado bien, asi que al final la convencio y la Mary empezo a vestirse de blanco y a ir a la parroquia todos los dias. Como ella era delgadita, todavia no se el asomaba la barriga de embarazada. Paso mas de un mes y llego el momento del escandalo; a mitad de la noche la Mary se desperto gritando y llorando; como las casas estan todas juntitas, todos escucharon y se despertaron para ver que pasaba. La Mary lloraba en brazos de su padre y no decia palabra. Cuando llego harta gente, se paro y entre lagrimas conto que le habia pasado lo mas lindo en su vida; que en medio de su sueño entro una luz blanca a traves del techo, bajo una figura de alguien hermoso y le habia tocado la frente y el vientre, que le embargo una tranquilidad y que ahora lloraba de alegria, porque un angel la habia visitado. Todo lo dijo mirando el horizonte, con una sonrisa en la cara, lagrimas en sus ojos y los vecinos escuchaban atonitos y en silencio.
Cuando termino de hablar se desmayo en los brazos de su padre. Todo lo hizo tal cual le dijo don Pepe.

Entre la multitud se escucho una voz conocida, pidiendo permiso para pasar; la gente al oir esa voz se hacia a un lado automaticamente. Don Pepe llego hasta donde estaba la Mary tendida en los brazos de su padre que al ver a don Pepe sintio un alivio. Se inclino y la observo de cerca, se acerco como para oir la respiracion, se tomo un momento hasta que al fin miro al padre y le dijo que la Mary estaba dormida, placidamente. Le pregunto al padre de la Mary que habia pasado, despues de oir el relato de los hechos puso cara de asombro y por dentro sonreia. Hablo para que lo escucharan todos y dijo que lo mejor ahora era llevar a Mary a su cama y dejarla dormir tranquilita y mañana el se encargaria de traer un doctor para que vea a la niña.
Los vecinos estaban mas que confundidos por esto que paso a mitad de la noche; las palabras de don Pepe fueron un calmante para todos, asi que se hizo lo que el dijo y todos fueron a dormir.

Ya pasaron 15 años, la Mary fue mama de un bello varoncito que crecio y saco el don de su padre. Antes de morir, don Pepe se aseguro de que el cabro chico recibiera educacion; mediante sus artilugios logro juntar buena plata para pagarle todo. A la Mary nunca se le vio con otro hombre; pero vivio con don Pepe para darle una mejor crianza a su hijo. Los vecinos admiraban aun mas a don Pepe que se habia hecho cargo de un niño sin padre; eso si que es tener buen corazon!. Los papas de la Mary murieron felices sabiendo que su hija habia sido vendecida por el espiritu santo. Don Pepe murio feliz porque su plan funciono a la perfeccion; pero quizas no hubiese estado tan feliz si hubiese sabido que todo lo que hizo tendria un precio, precio que lo pagaria su propio hijo.

Cuando murio don Pepe, la Mary siguio viviendo en la casa de el; el hijo de ambos ya esta grande, ya sabe que su padre fue el espiritu santo y que su madre fue bendecida con esto. Nunca escucho como la Mary con don Pepe tenian sexo por las noches en la habitacion de ese tan amable señor que lo acogio como a un hijo. El hijo de Mary y don Pepe se creia especial, estaba siendo educado y ademas tenia el mismo don que su padre; el don de la palabra. El hijo de la Mary y de don Pepe se llamaba Luis y todos le decian Lucho o Luchito de cariño.

1 comentario:

Claudio dijo...

me sorprende esa soltura
hablar de don pepe es dificil
fue un zar, un capo, en su epoca, su cadena de completos y varios, ha surgido de manera increible.

su hijo supo manejarla, para honrarlo porque era el señor que lo auspicio en todo. Como seria cuando sepa que es hijo del gran Don Pepe, dejara botada la cadenas de completos y varios solo por orgullo, o lo cambiara a Don Lucho?


ojala lo sepamos pronto